18 de December de 2023 | Cápsulas Vegetales

Diferencias entre las cápsulas vegetales de HPMC y de Pululano

En el mundo de las vitaminas y los suplementos, satisfacer las nuevas demandas de los consumidores y alcanzar su visión de un estilo de vida saludable, suele significar cambiar el consumo de las cápsulas de gelatina, por cápsulas vegetales. Si bien las cápsulas elaboradas con HPMC son el tipo más popular de cápsulas vegetales, también existe otra opción: las cápsulas de pululano. 

Esto es lo que necesita saber sobre cada tipo y las razones para elegir una u otra opción:  

¿Qué son cápsulas de HPMC? 

Las cápsulas de HPMC son cápsulas duras de dos piezas, elaboradas con hidroxipropilmetilcelulosa, un compuesto derivado de la celulosa d ellos árboles o de fibras naturales. Debido a que el HPMC es de origen vegetal, estas cápsulas pueden recibir certificación vegetariana, como el sello de la Vegan Society. Sin embargo, debido al proceso químico empleado para fabricar el HPMC, no se pueden etiquetar como orgánicas. 

¿Qué son cápsulas de pululano?  

Las cápsulas de pululano son cápsulas duras de dos piezas, elaboradas con pululano, que es un polímero polisacárido viscoso que, en el caso de la fabricación de cápsulas, se puede generar de la fermentación natural de la tapioca. Gracias a esto, las cápsulas de pululano pueden recibir certificación vegetariana y también orgánica. 

¿Qué beneficios tiene cada tipo de cápsula?   

Las cápsulas de HPMC y de pululano tienen varias ventajas en común, entre ellas:   

  • Favorecer un estilo de vida saludable: las cápsulas de HPMC y de pululano son muy populares entre los consumidores que buscan un estilo de vida saludable. Ambas opciones, además de ser vegetarianas, también son libres de transgénicos, gluten, almidones y conservantes, y pueden recibir certificaciones Kosher y Halal. 
  •  Son seguras y químicamente estables: tanto el HPMC como el pululano son GRAS (es decir, son Generalmente Reconocidas como Seguras para el consumo humano) y son químicamente inertes, lo que implica que sus materiales son altamente estables y no reaccionan químicamente, ni se entrelazan con el contenido de la cápsula. 
  • Se disuelven rápidamente: existen cápsulas de gelatina y vegetales (tanto de HPMC como de pululano) disponibles para su desintegración en menos de 15 minutos. 
  • Son óptimas para diversos tipos de formulaciones secas: las cápsulas de HPMC y de pululano se pueden llenar con polvos, gránulos, perlas, tabletas o una mezcla de estos.
  • Ocultan sabores y olores desagradables: tanto las cápsulas de HPMC como las de pululano, tienen un buen desempeño enmascarando sabores y olores desagradables de la mayoría de las formulaciones. 
  • Trabajan bien en todo tipo de máquinas de llenado. Ambas tipos de cápsulas vegetales son altamente eficientes en cualquier tipo de equipo de llenado, ya sea manual, semiautomático o de alta velocidad. 

¿Hay alguna diferencia entre elegir cápsulas de HPMC o de pululano? 

Cualquiera de estas cápsulas vegetales funciona bien para la mayoría de los casos, no obstante debe tener en cuenta lo siguiente para elegir la mejor opción para su formulación:  

  • Prefiera HPMC para formulaciones sensibles a la humedad: las cápsulas de HPMC tienen un contenido de humedad mucho menor que las cápsulas de pululano: del 4 al 8 % (HPMC) frente al 10 al 13 % (pululano). Debido a esto, las cápsulas de HPMC son una mejor opción para formulaciones higroscópicas o sensibles a la humedad. 
  • Prefiera HPMC para el relleno de líquidos: debido a que es una fibra soluble en agua, el pululano no es recomendable para cápsulas duras llenas de líquido (LFHC); el líquido haría que la cápsula se disolviera antes de su consumo. 
  • Prefiera el pululano para formulaciones sensibles al oxígeno: el pululano tiene una tasa de transmisión de oxígeno extremadamente baja y, por lo tanto, crea una excelente barrera frente a este. De hecho, la película de pululano genera una barrera 300 veces mayor que la de HPMC del mismo grosor y ente ocho y nueve veces más fuerte que la película de gelatina. Por esta razón, las cápsulas de pululano son la mejor opción para proteger compuestos sensibles al oxígeno, como la vitamina C. 

Consideraciones adicionales para elegir entre el HPMC y el pululano 

  • Condiciones de almacenamiento y manipulación: las cápsulas de HPMC son menos sensibles a condiciones más extremas y pueden soportar mayor calor y humedad relativa que las cápsulas de pululano. Las cápsulas de HPMC pueden tolerar temperaturas entre 59° – 86° Fahrenheit / 15° – 30° Celsius y una humedad relativa entre 35% – 70%. Las cápsulas de pululano deben mantenerse entre 59° – 77° Fahrenheit / 15° – 25° Celsius y en un área que tenga una humedad relativa del 35%- 65%.
  • Color: las cápsulas de pululano son más trasparentes y cristalinas, pero no están disponibles en colores. Por otro lado, las cápsulas de HPMC, además de contar con opción natural o trasparente, también están disponibles en una amplia gama de colores e incluso, en pigmentos 100% naturales. Estas opciones de color son indispensables para una estrategia de diferenciación de producto o simplemente para favorecer la identificación del producto de cara al paciente. 
  • Costo: las cápsulas de HPMC son considerablemente menos costosas que las cápsulas de pululano. Ambas opciones vegetales son más caras que las cápsulas de gelatina. 

Adicional a todas estas consideraciones y como ocurre con cualquier producto, hay diferencias de calidad entre marcas, por lo que resulta fundamental elegir al proveedor con mayor experiencia. En cuanto a cápsulas de HPMC, Farmacápsulas cuenta con K-CAPS®, la marca favorita por miles de marcas de vitaminas y suplementos nutricionales en el mundo. Elija solo lo mejor. 

ico-cotizar

Cotizar