Friday July 22nd, 2022 | Servicio Técnico

¿Tiene problemas con la variación de peso en su máquina encapsuladora?

Las llenadoras a presión son quizás, las máquinas de llenado más utilizadas y emplean un proceso de compresión de cinco pasos para lograr el peso final deseado.  Los componentes críticos de la máquina que hay que revisar frecuentemente son los pasadores de apriete, los muelles de apriete, el disco dosificador y la placa de sellado. La finalidad de los resortes de presión es actuar como amortiguadores durante el proceso de compresión, ya que absorben la presión de los pasadores de apriete, a medida que el cabezal del pisón desciende.  

La cantidad de presión necesaria para la formación adecuada de la bala de polvo depende de la compresibilidad del material de relleno. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, en un turno de ocho horas, las clavijas de apisonamiento pueden pasar por el ciclo de compresión hasta 60.000 veces. Es aconsejable comprobar el estado de los resortes con regularidad, ya que los resortes desgastados o rotos provocan variaciones en el peso del producto. Como regla general, cuando un resorte mide 2 mm menos que un resorte nuevo, es hora de sustituirlo. 

¿Alguna vez ha metido la mano en un guante con demasiada rapidez y se ha dado cuenta de que sus dedos no entran bien en los agujeros del guante? Las clavijas de apisonamiento y el disco dosificador trabajan juntos como una mano en un guante, pero con mucha más velocidad y mucho menos permisividad. Una alineación incorrecta entre cualquiera de las clavijas de apisonamiento y el disco dosificador, dará lugar a un contacto de metal con metal, y a daños en ambas partes. Cuando estos componentes son nuevos, se fabrican con un acabado de espejo y con los bordes de ataque perfectamente alineados. 

El acabado de espejo evita que el polvo se adhiera a las piezas de la máquina, mientras que los bordes cuadrados de la clavija y el disco, proporcionan una presión uniforme, sin puntos de escape para el polvo mientras la clavija se sumerge en el orificio del disco. Hay dos razones muy comunes por las que las clavijas y los discos de apisonamiento se dañan. La primera se debe a una alineación incorrecta durante el montaje, y la segunda, es porque los orificios del anillo guía están desgastados, lo que permite un movimiento excesivo de lado a lado de los pasadores de apisonamiento. Evite las variaciones de peso enseñando las técnicas adecuadas de preparación y manejo de las herramientas. 

Las dosificadoras se utilizan ampliamente en la industria nutracéutica y farmacéutica. La tipología del equipo se identifica como máquina dosificadora debido al método de recogida de polvo en un tubo para su colocación en la cápsula. El dosificador se compone de dos partes principales: el tubo dosificador y el pistón. La función del equipo dosificador es obtener polvo de un peso específico, del tanque de polvo y transferirlo al cuerpo de la cápsula.  

Ahora, existe un par de pasos en el proceso de llenado; el dosificador desciende al lecho de polvo e inmediatamente después, el pistón es empujado hacia abajo a través de él dando una compresión predeterminada a la dosis requerida. La profundidad con la que el pistón se introduce en el lecho de polvo y la cantidad de compresión empleada, son herramientas que permiten obtener la cantidad correcta de polvo y así, formar una buena cantidad dentro del tubo dosificador. Una buena opción para el correcto mantenimiento del equipo, es tener una cubeta de aspiración para recoger el polvo mal compactado, proporcionando un lecho de polvo más uniforme y denso. 

Otra razón por la cual se produce la variación de peso, es porque los tubos del dosificador y los pistones están dañados. Algunos materiales agresivos y los volúmenes del llenado ejercen una presión excesiva sobre los tubos dosificadores, lo que hace que el metal pierda su forma y se deforme. Se debe inspeccionar la redondez de los mismos durante la preparación de cada producto. Las puntas de los pistones se desgastan con el tiempo debido a polvos abrasivos y también deben ser reemplazadas periódicamente. Tanto los tubos dosificadores como los pistones suelen dañarse por una manipulación inadecuada. 

Las llenadoras de tornillo sinfín, que se encuentran sobre todo en las máquinas de cápsulas semiautomáticas, son conocidas por su sencillez y versatilidad, ya que son capaces de procesar la mayoría de los tipos de productos con buen éxito, aunque su mayor inconveniente es el rendimiento.  

La dosificación se produce a medida que el producto se desplaza por la tolva, pasa por un brazo agitador y entra en un tornillo sinfín vertical donde se genera presión entre el tornillo, la zapata de llenado y el anillo del cuerpo de la cápsula. Si experimenta una variación de peso, asegúrese de que el tornillo sinfín esté centrado correctamente sobre el anillo. Esto se observa mejor durante la puesta en marcha, con el tornillo sinfín instalado y la tolva de producto retirada.  

Los tornillos sinfín están disponibles con diferentes grados de torsión, lo que ayuda a conseguir diferentes necesidades de llenado de producto. Los tornillos sinfín deben ser inspeccionados para ver si se desgastan; a medida que los extremos se redondean, el producto no es empujado uniformemente en los cuerpos de las cápsulas. Asegúrese también de que haya un espacio adecuado entre la zapata de llenado y el anillo del cuerpo, ya que puede producirse una variación de peso. 

Si desea solucionar algún problema en cualquier parte del proceso de encapsulado, póngase en contacto con su representante técnico local de Farmacápsulas.  

ico-cotizar

Quote