23 de marzo de 2021 | Cápsulas

¿Cómo optimizar la rentabilidad en la fabricación de medicamentos con cápsulas duras?

Al evaluar las diferentes formas de dosificación, es evidente que las cápsulas de cubierta dura ofrecen ventajas significativas sobre los comprimidos y las píldoras prensadas: son más sencillas de formular y más fáciles de producir. Con el apoyo del socio adecuado en términos de calidad, servicios técnicos y formación, los fabricantes de medicamentos pueden aumentar la productividad y optimizar la rentabilidad de las formulaciones de dosis sólidas orales.

 

Beneficios de la cubierta dura

El uso de cápsulas duras simplifica el desarrollo y la fabricación de formas sólidas de dosificación oral. En comparación con otras formas de administración oral, el proceso de producción de cápsulas duras es relativamente sencillo (requiere llenar el cuerpo de la cápsula, ubicar la tapa y sellar). La formulación también es más fácil y los costos de las materias primas tienden a ser más bajos porque se requieren menos excipientes. La preparación del producto también suele ser menos exigente en comparación con la granulación.

Las prensas de comprimidos ejercen más presión sobre el ingrediente activo y las fórmulas de los comprimidos deben afrontar los retos de la fluidez, la compresibilidad (sin que se pegue), la friabilidad y la biodisponibilidad mediante una disolución adecuada. Las capacidades de la cápsula de dos piezas y el proceso de llenado permiten superar la mayor parte de estos obstáculos de forma natural. Asimismo, la mayoría de los comprimidos se someten a un proceso de recubrimiento, lo que genera oportunidades adicionales de fallos en el proceso. La naturaleza simplificada de la producción de cápsulas facilita la transferencia del proceso y su ampliación. La misma formulación puede utilizarse en máquinas de llenado de cápsulas de baja y alta velocidad, algo que no suele ocurrir cuando se pasa de prensas de comprimidos de baja a alta velocidad.

 

Pasos prácticos para evitar defectos

Las cápsulas vacías con defectos preexistentes pueden afectar negativamente al proceso de llenado de las mismas. Las cápsulas deben tener unas dimensiones correctas, un grosor de pared consistente y también ser impecablemente redondas para garantizar que el cuerpo y la tapa se unan correctamente. Las cápsulas defectuosas pueden atascarse en la máquina de llenado y también pueden provocar defectos en las cápsulas llenas, como roturas, agujeros de alfiler, pliegues de la tapa y pliegues del cuerpo, lo que puede dar lugar a cápsulas poco llenas, aumentando la cantidad de pérdidas por lote.

Cuando se producen estos defectos, los operarios se ven en la necesidad de identificar el origen. A la hora de solucionar el problema, hay que tener en cuenta el tamaño de las partículas en la formulación, el desgaste de las herramientas de la llenadora de cápsulas, la debilidad de las paredes laterales de las cápsulas o una mala configuración de la máquina. Para resolver el problema se debe parar la máquina para diagnosticar el problema, lo que puede ocasionar un tiempo de inactividad importante.

Un proveedor de cápsulas de calidad puede utilizar equipos de inspección automatizados para eliminar los defectos visibles, un método que reduce los niveles de fallas mucho más allá de los criterios tradicionales del límite de calidad de aceptación (AQL). Es muy recomendable probar previamente los materiales de relleno para asegurarse de que tienen las propiedades adecuadas. Además, es importante documentar los ajustes de los equipos para garantizar un funcionamiento uniforme de un lote a otro y así reducir el tiempo y el material de preparación.

Durante la preparación del producto, primero hay que garantizar el rendimiento de la máquina y de las cápsulas, haciendo pasar las cápsulas vacías por cada paso del proceso para verificar que la rectificación, el cierre y la expulsión funcionan sin problemas antes de introducir el material de relleno.

 

Aprovechando la mejora continua

La utilización de la mejora continua, como la realización de eventos Kaizen o proyectos de mejora de corta duración, ayuda a que todas las personas trabajen de forma sinérgica en objetivos comunes, creando una oportunidad para debatir los problemas, identificar las causas fundamentales y proponer soluciones.

 

El secreto de una fabricación totalmente optimizada

Las ventajas del procesamiento de cápsulas duras solo se pueden aprovechar al máximo si se utilizan cápsulas de alta calidad, máquinas de llenado bien configuradas y procesos eficaces por parte de operadores altamente capacitados.

Los clientes de Farmacapsulas cuentan con la amplia experiencia de nuestro equipo de servicio técnico, cuyos miembros tienen cada uno más de 20 años de experiencia trabajando con una serie de equipos y tipos de formulación. Nuestro equipo de servicios técnicos mejora notablemente la productividad de las operaciones: en un caso, un cliente compartió su experiencia en la que la formación de Farmacapsulas ayudó a reducir las inspecciones de cápsulas en casi un 75%, al tiempo que aumentaba los índices de ejecución y la eficiencia. Farmacapsulas ofrece varios cursos de formación, incluyendo webinars mensuales, formación presencial y formación práctica.

La mejor forma de aprovechar las múltiples ventajas de las cápsulas duras es trabajar con un socio que tenga experiencia en todos los aspectos de la formulación y la producción. Conviértete en socio de Farmacapsulas, con nuestras cápsulas duras de primera calidad podrán aprovechar la amplia formación y asistencia técnica que le ofrecemos a nuestros clientes sin ningún costo. Reduce los gastos y optimiza tu producción de cápsulas con Farmacapsulas.

 

ico-cotizar

Cotizar