25 de novembro de 2022 | Sin categoría

El arte de la colorización de las cápsulas duras

Estudios demuestran que el consumidor juzga un producto basado en un 90% en el color y así mismo, el 85% de su decisión de compra, depende de este atributo.  

Esto demuestra que la elección de color para cualquier tipo de producto destinado al uso o el consumo humano es fundamental, pues de este depende su aceptación, compra e incluso, el sentimiento que transmite. Esto se conoce en mercadeo como la psicología del color. 

La industria farmacéutica no está exenta de este fenómeno, por lo que es vital saber elegir la mejor combinación de colores para su producto o incluso si es necesario agregar alguno. 

Personalización para cápsulas duras 

Las cápsulas duras, en especial las de gelatina, ofrecen una amplia gama de colores y acabados. Esta es una de las razones que las han hecho las favoritas del mercado, al generar grandes ventajas como: 

  • Hacer que el producto destaque con la posibilidad de dar color tanto a la tapa como al cuerpo de la cápsula 
  • Diferenciar los productos de la competencia 
  • Usar el color de la marca en el producto para favorecer su identificación 
  • Mejorar la toma de los medicamentos por parte de los pacientes, pues resulta más sencillo tomar el medicamento azul, que el metronidazol. 

Pero más allá de conocer las ventajas, se ha preguntado ¿cómo se obtiene la colorización de las cápsulas duras? 

Coloreando las cápsulas en la planta de producción 

Antes de revisar el proceso de color, se debe entender que las cápsulas duras se elaboran a partir de un material base, que puede ser gelatina o HPMC (celulosa vegetal) y que en principio, está en forma líquida. Luego, el material es tomado por unas máquinas que le dan la forma ovalada a cada parte de la cápsula (tapa y cuerpo) y luego, lo enfrían hasta que se endurece. 

El color hace parte de la primera etapa de producción de las cápsulas y entra en escena cuando la materia prima está en forma líquida en los tanques de preparación. En ese momento, se agrega el colorante y se mezcla hasta que esté completamente homogéneo. Este proceso hace que el color mantenga una alta uniformidad de un lote a otro, pues la adición de color es siempre la misma y por ende, los resultados son muy consistentes. 

Personalización más allá del color  

Las cápsulas duras no solo ofrecen innumerables opciones de color, que incluso se adaptan a la guía Pantone, sino que también ofrecen diferentes acabados, para mayor personalización. Estos acabados pueden ser brillantes, opacos o metalizados. 

Todos estos efectos se generan de la misma forma que la adición de color; en el proceso de mezcla de la materia prima. 

El color exacto para su producto 

En Farmacápsulas contamos con expertos coloristas que se dedican a generar los colores solicitados por los clientes. Cuando la solicitud de color no hace parte de las opciones estándar, el colorista mezcla diferentes tonos como lo haría un artista, hasta encontrar el color exacto.  

Este color se aplica a una película elaborada en el mismo material de la cápsula, la cual se envía al cliente para su revisión y aprobación.  

Un color para cada necesidad 

Hasta hace unos años, los colores vibrantes y llamativos eran los más populares tanto en la industria farmacéutica como en la nutracéutica. Estos colores se obtienen a partir de colorantes sintéticos de grado alimenticio, que ofrecen alta saturación y brillo. 

No obstante, las nuevas tendencias de mercado, influenciadas por la búsqueda de “lo natural”, lo orgánico y libre de conservantes, han influenciado también el mundo del color. Es así que las compañías han buscado alternativas que permitan ofrecer productos naturales, encontrando la solución en los colorantes de origen natural. 

Los colorantes naturales están disponibles para las cápsulas de HPMC y están elaborados a partir de elementos como el carbón, el caramelo, las algas marinas y las plantas. Debido a que se obtienen de la naturaleza, no tienen el mismo grado de consistencia que los colorantes sintéticos. 

Colores que garantizan tranquilidad 

A partir de agosto del 2022, la Unión Europea vetó el uso del dióxido de titanio (TiO2) como agente opacificador para productos destinados al consumo humano. Este agente es usado ampliamente en la industria alimenticia y farmacéutica para generar el color blanco y para dar opacidad a otros colores. 

Aunque mercados como el norteamericano y el latinoamericano aún permiten el uso de este compuesto, Farmacápsulas ha desarrollado colores libres de dióxido de titanio, para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de consumidor y garantizar mayor tranquilidad.  

Conclusión

Ahora que conoce las opciones de personalización de color para su producto encapsulado, es momento de elegir el color que más se adapta a sus necesidades.  Contacte a nuestros expertos y solicite su muestra. 

ico-cotizar

Citação